Noticias del Ecosistema

Cultura emprendedora y Semana Global del Emprendimiento

Autor: Colaboracion Especial

Durante el mes de noviembre de cada año, esta vez entre el 16 y el 20, se lleva a cabo en casi todo el mundo la Semana Global del EmprendimientoSEM-, (en inglés Global Entrepreneurship Week). 180 países se movilizan para organizar actividades de muy variado tipo (clases, talleres, conferencias, competencias, asesoramientos, rondas de inversión, entre otras completan una agenda nutrida, simultánea y en permanente crecimiento. Para este año se proyectaron las siguientes expectativas: ¡20.000 socios, 40.000 actividades y más de 10 millones de participantes!

En nuestro país, fueron muy variados los eventos y las agendas programadas, destacándose las actividades que hacen las universidades, las asociaciones y ONGs referidas a la temática y los gobiernos, tanto locales como nacional.

Para tener una idea, la SEPYME (Ministerio de Producción de la Nación) programó una semana que incluyó la transmisión de paneles que abarcan las siguientes temáticas: capital social y asociatividad, vincular para emprender, internacionalización de emprendimientos, acceso al financiamiento, empresas de triple impacto e innovación. Participaron emprendedores, expertos, funcionarios, académicos y empresarios, entre otros actores del ecosistema.

 

Los emprendedores y la innovación

Por su parte, la Dirección de Emprendedores del GCBA, organizó una jornada, también virtual, el día 19 con una serie de actividades que incluyó: presentaciones, charlas, networking, asesoramiento y espacio de trabajo colaborativo. Los temas de las conferencias o paneles incluyen: ecosistema emprendedor y ciudades para emprender, emprender con propósito, escalamiento de emprendimientos, experiencias y casos de éxito, entre otros.

 

Cierre del Día de la Cultura Emprendedora

 

Ahora bien, ¿por qué nos interesa mostrar esto y recalcar su importancia? Porque la difusión de la cultura emprendedora y su concreción en nuevos emprendimientos es un esfuerzo de múltiples aristas, que conlleva la participación de múltiples actores e implica disponer, diseñar y desarrollar muy variadas herramientas y políticas. Los eventos de este tipo, sean globales o locales, sectoriales o generales, públicos o privados (en general suelen ser público-privados), son una de las características del movimiento, ya que en ellos concurren algunos de los siguientes elementos:

  • Networking y desarrollo del capital social emprendedor, creación de redes y fortalecimiento de vinculaciones
  • Formación, entrenamiento, intercambio de experiencias y aprendizajes
  • Asistencia técnica, mentoring y coaching
  • Acceso a financiamiento, rondas de negocios e inversión

Las ciudades y los entornos locales son “incubadoras” de emprendimientos, siempre y cuando logren plasmar este tipo de apoyos y de disponer de una serie de recursos estratégicos para emprender, tales como la dinámica emprendedora (que incluye a los procesos de emprendimiento que dan lugar a nuevas empresas que siguen distintos derroteros, siendo fuente de futuros spin offs y emprendedores seriales, que realimentan la propia dinámica), la dinámica del gobierno y las políticas (que abarca las intervenciones deliberadas o de facto los gobiernos, a veces alimentando la demanda hacia los emprendimientos o a través de programas e incentivos dirigidos a organizaciones y también conecta con la dinámica inversora, ayudando al surgimiento de la industria de capital emprendedor); la dinámica institucional (organizaciones como las universidades, las incubadoras, aceleradoras, entre otras que fomentan el emprendimiento); la dinámica empresarial y de negocios (los movimientos de las grandes empresas que apuestan al emprendimiento a través del emprendimiento corporativo, la innovación abierta, la inversión en fondos y las empresas en general); la dinámica inversora (creación y operación de fondos de capital emprendedor, redes de ángeles inversionistas y los tradicionales socios capitalistas).

En este sentido, un Parque o Área de Innovación, es tanto un actor o nodo fundamental de un ecosistema emprendedor local (en nuestro caso, la Ciudad de Buenos Aires) como un entorno emprendedor en sí mismo ; la presencia de startups, incubadoras y aceleradoras, espacios de coworking, universidades, centros de I+D, fondos de inversión y empresas innovadoras, entre otros actores, que son constitutivos y constituyentes de un ambiente de este tipo, se vigorizan y multiplican con la actividad emprendedora y, en especial, con la difusión y promoción de la cultura emprendedora.

 

Nota por Esteban Cassín, Asesor del Parque de Innovación.

 

Fuentes:

Hugo Kantis. Ecosistemas Maduros y en Desarrollo El Juego de las Diferencias. PRODEM. UNGS.

Senor, D., & Singer, S. Start-up nation: The story of Israel’s economic miracle. McClelland & Stewart.

Daniel Isenberg. How to Start an Entrepreneurial Revolution. Harvard Business Review.

Capital emprendedor Emprendedorismo Novedades