Noticias del Ecosistema

El paradigma de la industria 4.0: nuevas vinculaciones entre startups, PyMEs y grandes empresas

Autor: Colaboracion Especial

Hasta hace tan solo unos años, el término de Industrias 4.0 (I4.0) apenas era conocida entre nosotros. Fue en el marco de la Feria Industrial de Hannover en Alemania, en el año 2013, cuando despertó el interés de las empresas y de la Academia. A partir de entonces, tanto políticos, trabajadores, investigadores como empresarios, fueron tomando conciencia de ella y de que estaban frente a un fenómeno que iba a provocar, y de hecho lo está haciendo, profundos cambios en los sistemas socio-técnicos y socio-productivos de todo el planeta.

En general podemos decir que la Industria 4.0 se trata de una nueva organización y gestión de la cadena de valor  a través de todo el ciclo de vida del producto, que inclusive llega hasta el reciclaje final del mismo. El producto es seguido, monitoreado, “intervenido” desde su gestación y diseño a través de internet, pasando por su proceso robotizado y automatizado de producción y utilización, hasta su destrucción, disposición final o reciclado. Por lo tanto,  un punto central de la I4.0 es la conexión inteligente . Esta conexión es, además, eficiente, vertical y horizontal de los trabajadores, los robots, los objetos e inclusive todos los sistemas de TICs en el marco de una gestión más bien dinámica de sistema complejos.

En términos más bien tecnológicos, los aspectos más significativos de la llamada I4.0 son varios: internet de las cosas, que viene de la mano de tecnologías como el cómputo en la nube, que permite el almacenamiento descentralizado de la información; Big Data que hace posible analizar los datos recibidos y recabados; blockchain, la inteligencia artificial, la impresión aditiva (o impresión 3D), la realidad aumentada, la ciberseguridad y la simulación de entornos virtuales completan el cuadro. De esta manera, tenemos expresiones tales como la fábrica inteligente predictiva, que es una manifestación más que totalizadora de esas tecnologías y hacen que  la 4ta revolución industrial se dirija hacia la optimización de procesos y recursos, mediante la recolección y el aprovechamiento de datos, análisis y prospectiva en tiempo real o la transformación digital  que, además acelerada por la pandemia de COVID-19, se impone como una nueva forma de hacer negocios, producir, trabajar, comercializar y distribuir.

En el ámbito productivo también, tenemos la fábrica algoritmo, que expresada de manera sucinta, es la posibilidad de unir o extrapolar universos físicos, digitales y biológicos creando nuevos entornos ciber-físicos que conforman nuevas y más poderosas redes de datos, de máquinas, de sistemas, de plataformas, de humanos, etc; y que integran esas tecnologías de forma novedosa para crear nuevas posibilidades, como por ejemplo la de unir millones de personas en redes sociales en las cuales intercambian mensajes, sensaciones, informaciones, productos, oportunidades, de manera instantánea, viral, virtual y que se expresa especialmente en la relación máquina-máquina, máquina- producto, máquina-persona y producto-persona.

Pero esto es sólo una parte de la transformación. Otra es quiénes son los actores de esta revolución, y en este sentido,  la participación de nuevos emprendimientos disruptivos (start ups) se torna más crítica y evidente que nunca antes . Una gran parte de las innovaciones vienen surgiendo de este tipo de organizaciones, más ágiles, más dinámicas, más creativas…pero que necesitan vincularse con las pequeñas y medianas empresas, así como con las grandes para volver virtuosas y útiles esas innovaciones; por su parte, las grandes empresas, promotoras también de la industria 4.0, encuentran en ellas nuevos productos y servicios capaces de producir esas transformaciones productivas tanto en su interior como en su cadena de valor. Por último, y tal vez sea este el gran desafío, las PyMEs requieren de algunas de esas nuevas tecnologías o sistemas que les permitan ingresar al mundo de la transformación digital y la producción bajo este nuevo paradigma.

Hasta ahora ha habido muchos esfuerzos por generar relaciones sinérgicas y asociativas entre PyMEs (grupos asociativos, distritos industriales), entre PyMEs y grandes empresas (programas de apoyo a proveedores, parques industriales, cadenas de valor), y entre emprendedores (clubes de emprendedores, espacios de coworking, incubadoras y aceleradoras de empresas).  Los parques tecnológicos y áreas de innovación han tratado de dar un paso más: reunir y vincular en un mismo ámbito pymes y grandes empresas innovadoras, start up y spin off, centros de I+D y universidades . Sin embargo, el tiempo de hoy nos exige un paso más: diseñar mecanismos específicos para dinamizar estas relaciones, haciendo uso además de las nuevas tecnologías y visiones tales como:

  • plataformas y hubs de innovación abierta,
  • hackatones e ideatones, competencias y concursos de solución de problemas,
  • actividades de aceleración corporativa de start ups,
  • capital de riesgo corporativo,
  • alianzas y compras tempranas de pilotos o prototipos,
  • adquisiciones y fusiones.

 

Por último, un desafío fundamental ocurre en el terreno de las políticas públicas de desarrollo económico y social innovador, ya que tienen un rol promotor, direccionador, compensador y dinamizador fundamental. Si bien estas influyen en los aspectos educativos, sociales, ambientales, productivos, reguladores y pueden, por acción u omisión, frenar o potenciar la difusión y adopción de la I4.0, pueden, como muestran las experiencias de otros países (Alemania, México, Corea), acelerar o potenciar el desarrollo de la I4.0 y que no debe librado a las “fuerzas del mercado” o a esfuerzos individuales; debería concentrarse en producir los incentivos, los apoyos y las regulaciones apropiadas para que el mundo empresarial, pero también el científico-tecnológico y el académico, por solo nombrar a los más involucrados, produzcan, desarrollen y fortalezcan lo siguiente:

  • Ambientes de innovación o ecosistemas innovadores que alienten y retroalimenten vinculaciones virtuosas, que sostengan diálogos y creen confianza mutua. Puede tomar la forma de parques o polos tecnológicos e industriales, áreas de innovación,
  • Sistemas productivos más integrados, en especial entre grandes y pequeñas empresas. Articulaciones de cadenas de valor y/o de empresas y contratistas o proveedores y entre las pequeñas empresas entre sí (clústeres o distritos industriales);
  • Diseño e implementación de instrumentos de apoyo al desarrollo, adopción o utilización de I4.0 en distintos tipos de industria, en especial que contribuyan a disminuir algunas de las barreras que en particular tienen las PyMEs: cuestiones de inversión y costos, temas referidos a la cultura empresarial y a la falta o escasez de mano de obra calificada.
  • Sensibilización de los empresarios, los trabajadores y los investigadores en la necesidad e incluso conveniencia, de conocer los desafíos y oportunidades que genera la I4.0. Cuanto antes se haga, mejor, así como mejorar y ampliar la formación digital.
  • Creación de mecanismos de asistencia técnica, formación, capacitación para la I4.0 para que las empresas, sus directivos y trabajadores, estén en mejores condiciones de sumarse al “avión” sin morir en el intento.
  • Diseño e implementación de ambientes o ecosistemas de innovación y de vinculación entre empresas y entre ellas y los centros de I+D y universidades, capaces de generar confianza, asociatividad, sinergia e incluso incentivos.
  • Creación de redes de empresas e industrias, en especial de PyMEs entre sí, Grandes Empresas y PyMes y entre corporaciones y startups, aprovechando además el nuevo enfoque de la “innovación abierta”.

 

Nota por Esteban Cassín, Asesor del Parque de Innovación.

 

Fuentes:

Industria 4.0 – Impacto, desafíos y oportunidades. Industrias 4.0, una mirada sociológica- Guillermo Santos. El panorama actual- Esteban Cassin. UNSAM. 2019.

Grandes empresas + Startups = ¿nuevo modelo de innovación? Hugo Kantis Paola Álvarez Martínez y Juan Federico. PRODEM UNGS. 2018.

Travesía 4.0: hacia la transformación industrial argentina. Albrieu, R., Basco, A.I., Brest López, C., de Azevedo, B., Peirano, F., Rapetti M., y Vienni, G.. 2019. BID INTAL CIPPEC UIA

Industria 4.0. Fabricando el Futuro. Basco, A., Beliz, G., Coatz, D. y Garnero, P.  2019. INTAL BID UIA

The Dynamics of innovation: from National Systems and “Mode2” to a Triple Helix of university-industry-government relations Etzkowitz, H., Leydesdorff, L. 2000. North Holland.

Emprendedorismo Innovación Novedades Startups Tecnología