Noticias del Ecosistema

Tendencias Tecnológicas 2021

Autor: Parque de Innovacion

Desde hace 12 años, la Consultora Deloitte investiga las tendencias tecnológicas a nivel global y publica informes anuales sobre las proyecciones a futuro que identifican. Este año –como no podía ser de otra manera- la temática principal la fue la resiliencia, es decir, la capacidad de adaptarse y superar situaciones adversas, que tanto empresas como personas necesitaron poner en práctica para hacer frente a un contexto tan complejo como el que presentó la llegada de la pandemia. A continuación te contamos cuáles serán las tendencias tecnológicas en 2021, de acuerdo a este informe.

[Best_Wordpress_Gallery id=”183″ gal_title=”Tendencias tecnológicas Deloitte”]

Estos 12 años de investigación ponen de relieve que la única constante del sector es el cambio permanente. Para este año, Deloitte identificó nueve tendencias principales para los próximos 18 a 24 meses:

 

1. Estrategias tecnológicas corporativas de diseño

Para muchas empresas, la tecnología es hoy una ventaja competitiva; sin embargo, para otras es una amenaza a sus continuidad. Esto trae como consecuencia que los límites entre la estrategia corporativa y la estrategia tecnológica sean cada vez más borrosos. Por ello, los encargados de la estrategia y planificación más experimentados están viendo más allá de las capacidades actuales de sus organizaciones y ponen la tecnología como la herramienta central para generar crecimiento y volverse ganadores de su industria.

Sin embargo, en contextos de tanta incertidumbre y abundancia de la información, las plataformas tecnológicas de análisis de datos, automatización e inteligencia artificial toman un papel central. Las empresas eligen cada vez más este tipo de herramientas para identificar tendencias –tanto externas como internas, informar decisiones estratégicas y monitorear resultados. El fruto de la transformación de la manera tradicional de pensar las estrategias empresariales son nuevos procesos más dinámicos y eficientes que contribuyen a dar más espacio para la creatividad y tener una mirada más amplia sobre las posibilidades futuras.

 

2. Modernización 360°

La modernización de los sistemas tradicionales de las empresas a través del uso de la nube puede ayudarlas a liberar su “potencial digital”. Sin embargo, en muchos casos esto significaba una carga demasiado pesada en el presupuesto asignado a la transformación digital, lo cual limitaba la modernización. Esto estaría a punto de cambiar ya que –según identifica Deloitte- algunas empresas pioneras comienzan a utilizar convenios de subcontratación más inteligentes para rediseñar su estrategia de negocio, a la vez que otras están explorando nuevas oportunidades para trasladar sus activos principales a plataformas poderosas que requieren un bajo nivel de desarrollo de código (low-code apps). Finalmente, muchas empresas se vuelcan a las plataformas digitales para repensar la Planificación de sus Recursos Empresariales.

Estos enfoques innovadores prometen reducir la incertidumbre, darles más y mejor información a las empresas, y convertirse en componentes estándar para la transformación digital de las empresas.

 

3.Cadenas de suministro desencadenadas

Históricamente, la cadena de suministro fue considerado un costo para hacer negocios. Hoy en día esa percepción está cambiando y comienza a ser vista como una herramienta principal para crear valor poniendo al cliente en el centro.

Las claves en ello son una mayor extracción de información valiosa de todos los datos que recolectan en toda la cadena de suministro. Algunas organizaciones ya incorporan robots, drones, y sistemas de reconocimiento de imágenes de avanzada para que las interacciones que suceden dentro de la cadena sean más eficientes, efectivas y seguras para los/as empleados/as.

Esta transformación será un desafío de crítica importancia que deberá estar en constante mejora y proceso de (re) adaptación, sobre todo teniendo en cuenta que es probable que eventos como la pandemia se vuelvan cada vez más recurrentes. Cuando suceda, líderes del sector tecnológico y de la industria de la cadena de suministro deberán estar preparados/as y no tendrán excusas.

 

4. Inteligencia Artificial industrializada: Operaciones de Machine Learning (MLOps)

Los modelos sofisticados de Machine Learning –o aprendizaje automático- permiten a cada vez más compañías identificar patrones, revelar anomalías, realizar predicciones y tomar decisiones. Tanto es así que el uso de MLOps se posiciona cada vez más fuertemente como la pieza clave del desempeño corporativo. El reporte destaca que muchas empresas se han dado cuenta de la importancia de pasar de un esquema de toma de decisiones personal a uno donde el desarrollo, la producción y la administración se basen en modelos de aprendizaje automático específicamente diseñados para ello. Ese cambio de esquema representa un desafío enorme; a medida que la Inteligencia Artificial y el uso de Machine Learning maduren, se podrán superar los obstáculos que se presenten, y mejorar y escalar procesos.

 

5. Revolución de los datos: alimentando a la máquina.

La quinta tendencia está en estrecha relación con la importancia de los datos que alimentan a esos modelos de aprendizaje automático -que vimos en el punto anterior. En el último tiempo, cada vez más pioneros de la Inteligencia Artificial han puesto de relieve que los modelos y la infraestructura de datos preexistente al arribo de las tecnologías que permiten su análisis estaban diseñadas para respaldar la toma de decisiones de los humanos. Más importante aún: esto puede ir en detrimento del buen funcionamiento de los modelos de Machine Learning.

Como respuesta a esta problemática, las organizaciones están repensando los procesos de manejo de datos de principio a fin. Como tendencia creciente, las empresas están lanzando nuevas tecnologías e implementando nuevos enfoques que incluyen capacidades avanzadas para capturar información y estructurarla, herramientas de analytics para identificar patrones y conexiones entre información aleatoria, y almacenamiento de datos en la nueva generación de la nube para dar soporte modelados de datos más complejos. En conjunto, estas herramientas y técnicas pueden ayudar a que las organizaciones conviertan grandes volúmenes de datos en las bases para una nueva era donde las máquinas no solamente van a potenciar la toma de decisiones humanas sino también de decisiones en tiempo real y a una escala que escapa la capacidad humana.

 

6. Enfoque “Confianza cero”: nunca confiar, siempre verifica

Los ciberataques se han vuelto significativamente más sofisticados que antes, y por ello los enfoques tradicionales que tomaban las empresas han quedado obsoletos. Hoy en día se entiende que necesitan un enfoque distinto donde no hay ni un mínimo espacio para la confianza. En las arquitecturas “zero trust”, toda solicitud de acceso debe ser validada con una serie de datos –incluyendo identidad, dispositivo, localización, etc- que permitan tomar decisiones matizadas y basadas en el riesgo potencial que significan. La automatización y los procesos de ingeniería requeridos para implementar apropiadamente este tipo de arquitecturas pueden ayudar a fortalecer la seguridad, facilitar su administración, mejorar la experiencia de usuario y habilitar ambientes de trabajo empresarial más modernos.

Sin embargo, pasar a este tipo de esquemas de ciberseguridad no es nada sencillo: puede requerir un esfuerzo y una planificación significativamente mayor, incluyendo el abordaje de problemas fundamentales de seguridad digital, automatizar procesos manuales y planificar cambios que transformen completamente no sólo la seguridad de la organización sino el panorama tecnológico y a toda la organización en sí.

 

7. El reinicio del espacio de trabajo digital

La pandemia trajo consigo la implementación de trabajo a distancia –o home office- de manera masiva e inesperada a nivel global. A pesar de ello, muchos líderes se preguntan: cuando la situación se normalice, ¿hasta cuándo seguirá el home office? ¿Será la regla o la excepción? ¿Es sostenible esta modalidad? ¿Cómo se verá afectada la productividad y el bienestar de los y las empleadas? ¿La innovación sufrirá por la ausencia de la interacción física? ¿Cuál será el rol de las oficinas? Las empresas podrán posiblemente sobreponerse a los déficits y ambigüedades de la digitalización laboral aceptando y aprovechando los aspectos positivos, incluyendo los datos generados por las herramientas y plataformas que usaron las y los empleados. Esto puede ayudar a las organizaciones a optimizar el rendimiento grupal e individual y personalizar la experiencia de los y las empleadas a través de recomendaciones personalizadas, permitiendo así que el trabajo a distancia sea mucho más que una versión reducida de la oficina tradicional.

Y a medida que evolucionan los espacios de trabajo presencial, las organizaciones pueden utilizar estos datos para crear oficinas prósperas, productivas y rentables que se entrelazan a la perfección con la experiencia remota.

 

8. Hecho a medida para todos: lo digital se encuentra con lo físico

Cuando miremos para atrás en la historia, el 2020 probablemente aparecerá como un antes y un después de la transformación digital, siendo el año donde la mayoría de la población se vio obligada a adaptarse a interactuar digitalmente para continuar con su vida de la manera más normal posible: hacer la compra del supermercado, trabajar, ir a la escuela pasaron –prácticamente de la noche a la mañana- a ser a través de internet. Sin embargo, la prevalencia de lo digital dejó una sensación de melancolía hacia la interacción física. Por ello, Deloitte espera que en el futuro las y los clientes no se contenten con una experiencia física O virtual, sino que esperen una combinación de ambas: donde los productos sean personalizados y cuenten con lo positivo de la experiencia presencial sin detrimento de la conveniencia de las transacciones digitales. En los próximos 18 a 24 meses, se espera que ambas experiencias sean –intencionalmente- más interactivas entre sí y sus límites más difusos.

 

9. Tecnologías “DEI”: herramientas para la equidad

Muchas organizaciones están adoptando políticas de Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI) como imperativos centrales de la organización, y un número creciente de ellas aborda los sesgos e inequidades de una manera holística con el fin de mejorar la performance de los y las empleadas así como de la empresa en general. Mientras que los profesionales de los Recursos Humanos son usualmente quienes impulsan estas mejoras, los y las líderes de áreas de tecnología juegan un rol clave para realizar alianzas estratégicas en cuestiones de diseño, desarrollo, y ejecución de soluciones tecnológicas que aborden los desafíos cada vez más complejos que implican las políticas DEI. En los próximos meses se espera que las empresas adopten nuevas herramientas que incorporen analytics avanzadas, automatización, e inteligencia artificial, incluyendo el procesamiento del lenguaje natural y el aprendizaje automático, ayudando a informar, procesar y medir el impacto de las políticas de diversidad, equidad e inclusión.

 

En el informe completo vas a poder conocer en detalle las dinámicas de cada tendencia. Hacé click acá para descargarlo y leerlo.

 

Innovación Novedades Tecnología