Noticias del Ecosistema

La vacuna contra el COVID y el rol del Parque Científico de Oxford

Autor: Parque de Innovación

Un mensaje de alivio llegó a nuestro país de la mano del acuerdo del gobierno argentino con la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca, que determina que Argentina producirá una de las vacunas más prometedoras contra el coronavirus, en trabajo conjunto con México.

Argentina será la encargada de fabricar el reactivo de la vacuna, mientras que en México se completará el proceso de producción y se envasará. De esa manera, desde Oxford se transferirá la tecnología al laboratorio mAbxience, del grupo INSUD, en Argentina. Luego, esa “materia prima” será enviada a México para el “envasado y acabado” en el laboratorio mexicano Liomont.

Según Infobae, se estima que la misma estará disponible para los ciudadanos argentinos durante el primer trimestre de 2021 y cada dosis costará entre 3 y 4 dólares.

La información al respecto es todavía muy reciente, pero te proponemos entender de qué se trata esta vacuna, y qué relación tiene su desarrollo con el Parque Científico de Oxford.

 

El ciclo de desarrollo

Mucho se habló durante los últimos meses sobre la vacuna que podría poner fin a la crisis que está causando el coronavirus a lo largo del mundo. Como bien sabemos, existen muchas en desarrollo que en este momento se encuentran en diferentes fases, ¿Pero qué implica cada una de ellas?, ¿En qué fase se encuentra la vacuna que producirá la Argentina?

Según el Rastreador de Vacunas contra el Covid-19 creado por el New York Times, al momento 165 vacunas se están desarrollando en todo el mundo, y 31 de ellas ya son testeadas en humanos. Este proceso suele  tomar años, pero los investigadores están haciendo lo posible para producir una vacuna segura y efectiva para el próximo año.

El ciclo de desarrollo, que comprende desde el laboratorio hasta el ensayo clínico, se da de la siguiente manera:

  • Pruebas preclínicas: se administra la vacuna a animales (como ratones o monos) para analizar si producen una respuesta inmune.
  • Fase 1- Pruebas de seguridad: se administra la vacuna a un pequeño número de personas para probar la seguridad y la dosis, y confirmar que estimule el sistema inmunológico.
  • Fase 2- Ensayos ampliados: se administra la vacuna a cientos de personas divididas en grupos, como niños y ancianos, para analizar si la vacuna actúa de manera diferente en ellos. Estos ensayos prueban aún más la seguridad y la capacidad de la vacuna para estimular el sistema inmunológico.
  • Fase 3- Pruebas de eficacia: se administra la vacuna a miles de personas y analizan la cantidad de infectados, en comparación con los voluntarios que recibieron un placebo. Estos ensayos pueden determinar si la vacuna protege contra el coronavirus.
  • Aprobación: los reguladores de cada país revisan los resultados del ensayo y deciden si aprueban o no la vacuna. Durante una pandemia, una vacuna puede recibir una autorización de uso de emergencia antes de obtener una aprobación formal.

La vacuna de origen británico-sueca se encuentra dentro de la fase 3. En fases anteriores, se comprobó que la misma es efectiva y que no produce efectos secundarios graves.

 

El rol del Parque Científico de Oxford

Anteriormente hemos destacado el rol que los Parques Científico-Tecnológicos están teniendo frente a la pandemia. La actual crisis sanitaria puso en primer plano la importancia de la salud y Parques de todo el mundo unieron sus esfuerzos con diferentes instituciones públicas y privadas para buscar soluciones efectivas.

El Parque Científico de Oxford fue creado en 1991 y es administrado por la Magdalen College Oxford, uno de los colegios pertenecientes a la Universidad de Oxford, y constituye uno de los ecosistemas de ciencia y tecnología líderes en el Reino Unido.

Vaccitech es un spin-off de la Universidad de Oxford, que trabaja en inmunoterapia de “células T” (que son parte del sistema inmunitario y ayudan proteger el cuerpo de las infecciones) en estadio clínico y desarrolla productos para tratar y prevenir enfermedades infecciosas y el cáncer.

Esta empresa biotecnológica está radicada en el Parque Científico de Oxford y en abril pasado, en conjunto con la Universidad de Oxford, se alió con el laboratorio AstraZeneca para el desarrollo y la fabricación a gran escala y de la vacuna contra el covid-19, la misma que se desarrollará en nuestro país.

 

La vacuna ChAdOx1 nCoV-19

Además de proporcionar al Reino Unido el acceso a la vacuna en el caso de que la misma sea exitosa, la empresa AstraZeneca entonces se comprometió a trabajar con socios globales en la distribución internacional de la vacuna, con la finalidad de que esté disponible y sea accesible principalmente para países de ingresos bajos y medianos. De allí que la vacuna llegará a la America Latina antes de que se termine la fase de pruebas y de registro, para poder salir al mercado lo antes posible si los resultados son positivos.

Los resultados de las pruebas de Fase 1 y Fase 2 publicados por la revista científica The Lancet indicaron que, en principio, no hay preocupaciones de seguridad de la vacuna y arrojaron fuertes respuestas inmunes. Durante ambas fases de la prueba, la vacuna se administró a más de 1000 voluntarios adultos sanos de entre 18 y 55 años en un ensayo controlado aleatorio. Un subconjunto de estos voluntarios (10 personas) recibió dos dosis de la vacuna. Entre el 23 de abril de 2020 y el 21 de mayo de 2020, 1077 voluntarios recibieron la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 o una vacuna de placebo. Afortunadamente, no se registraron eventos de salud adversos graves relacionados con esta vacuna.

En este momento, la vacuna atraviesa la fase 3 y se espera que las pruebas terminen para finales de noviembre o diciembre, según indicó Sylvia Varela, presidenta de AstraZeneca México a la BBC.

Siendo uno de los centros de experiencia clínica y de salud reconocidos a nivel mundial, el Parque Científico de Oxford logró oficiar de articulador entre la academia, laboratorios, empresas y los diferentes gobiernos involucrados en este proceso para crear una de las vacunas más prometedoras, cuyos alentadores resultados arrojan una luz de esperanza para darle fin a la pandemia mundial.

 

Para entender más en profundidad cómo será el desarrollo de la vacuna contra el COVID en Argentina, te compartimos una entrevista que Graciela Ciccia, Directora de Innovación del Grupo Insud, Directora del CONICET y miembro del Consejo Asesor de nuestro Parque de Innovación de la Ciudad de Buenos Aires, dio a TN.

 

 

Fuentes

Imagen destacada: Oxford

Novedades Parques Científico Tecnológicos